¿Afecta el ejercicio físico a la salud bucodental?

La vida sana y el ejercicio físico están más de moda que nunca. Solo hace falta echar un vistazo a instagram, facebook, twitter o snapchat para ver que el running y los hábitos que se suponen saludables para el organismo, como smoothies o entrenamientos pautados son un estilo de vida que se ha impuesto en los últimos tiempos.

Dejando a un lado los beneficios o contraindicaciones del deporte en la salud global, nos vamos a centrar en cómo afecta el ejercicio físico a la salud bucodental ¿te habías planteado alguna vez que podría tener relación? Pues efectivamente la tiene, y hay que tener en cuenta varios factores para poder mantener una correcta salud en dientes y encías si practicamos ejercicio de manera habitual.

Cómo afecta el deporte a la salud de dientes y encías

  1. Cuando se practica ejercicio hay un incremento de la respiración y de las pulsaciones y se produce sequedad bucal o boca seca por lo que es necesario hidratarse de forma mayor a la habitual. Esta falta de saliva aumenta el riesgo de caries.
  1. Las bebidas energéticas que se utilizan para reponer hidratación y electrolitos perdidos en la sesión de entrenamiento sueler ser ricas en azúcares y en es habitual que contengan cítricos como naranja, lima o limón. El azúcar es el gran enemigo de los dientes y no es recomendable la ingesta de alimentos o bebidas que contengan azúcar entre sus ingredientes para evitar caries. La acidez de los cítricos también es peligrosa para los dientes ya que causa erosión y daños en el esmalte.
  1. Al cambiar de estilo de vida por un estilo más saludable también cambia la dieta y, en concreto, un deportista es probable que incluya más hidratos de carbono para tener más energía. Esos hidratos se metabolizan en forma de azúcares, lo que se traduce en un peligro de nuevo para los dientes por favorecer caries.
  1. Las barritas energéticas tampoco son aconsejables, además de contener azúcares suelen ser de frutos secos o frutas desecadas compactadas con semillas que pueden quedarse entre los dientes por su consistencia. Esos restos de comida que se quedan entre los dientes son un nido de bacterias que puede provocar daños graves en la salud bucodental.
  1. Una higiene dental adecuada cepillando los dientes después de las comidas, cambiando el cepillo o cabezal cada 2-3 meses y una visita periódica al odontólogo, ayudará al deportista a tener una magnífica salud bucodental y una envidiable salud global.

El deporte es un hábito fabuloso, cardiosaludable, quemagrasas, nivela las hormonas, favorece un buen estado de ánimo y nos hace sentirnos mejor con nosotros mismos. Una atención extra a la salud bucodental si hacemos ejercicio nos asegura una mente sana en un cuerpo sano con una boca con dientes y encías en perfecto estado. Mens sana in corpore sano.

Recent Posts

Leave a Comment