Cuida tus dientes durante el embarazo

Las fluctuaciones hormonales durante el periodo gestacional afectan de diferentes maneras a la mujer, que se encuentra con numerosos cambios a los que hacer frente durante los meses de embarazo.

La salud bucodental es una de las afectadas ya que el volumen de sangre aumenta durante la gestación, la composición de la saliva varía y también son frecuentes los vómitos en algunas gestantes a lo largo del primer trimestre sobre todo. Todos ellos son factores que pueden provocar caries, erosión del esmalte, movilidad dental o gingivitis (inflamación y sangrado de las encías).

¿Qué se puede hacer para prevenir y/o remediar este problema?

No podemos controlar los niveles hormonales pero lo que sí podemos hacer es tener en cuenta unos cuidados básicos que harán que dientes encías estén lo más cuidados posibles durante el embarazo.

  1. Higiene bucal

Utiliza un cepillo suave para no dañar la encía y limpia tus dientes después de cada comida para mantener una correcta higiene bucodental. Completa la limpieza con el uso de seda dental y colutorio para eliminar placa bacteriana y posibles restos de alimentos.

  1. Alimentación saludable

Mantener una dieta equilibrada no solo es beneficioso para la salud general de la madre y para el bebé, también es fundamental para tener una dentadura sana. Evita el consumo de bollería industrial y azúcares y opta por lácteos, frutas y verduras, serán tus mejores aliados para alejar cualquier problema dental de tu sonrisa.

  1. Visita a tu dentista

Durante el embarazo es conveniente un control bucodental por parte de tu especialista de confianza. Cualquier enfermedad periodontal puede tratarse si es detectada a tiempo, la prevención es fundamental a la hora de cuidar tu boca ya que una falta de control puede agravarse pudiendo causar dañor irreversibles.

Sabemos que tenéis dudas acerca del uso de anestésicos y la realización de radiografías en las revisiones y tratamientos odontológicos, pero no hay que preocuparse, la anestesia local bucal que utilizamos no afecta al bebé y las radiografías pueden realizarse sin ningún problema tomando medidas para no perjudicar al feto.

Aunque en el embarazo existe este mayor riesgo de problemas bucodentales, pueden prevenirse y tratarse con estos tres sencillos consejos. Ponlos en práctica y no pierdas la sonrisa en esta etapa tan especial, muy pronto podrás ver la sonrisa más bonita del mundo, la de tu pequeño. Lo primero que él verá será la tuya y queremos que sea preciosa.

Recent Posts

Leave a Comment