Cómo ayudar a los niños a superar el miedo al dentista

Muchos niños tienen miedo a ir al dentista y eso es algo en lo que los padres pueden ser de gran importancia para ayudar a superarlo. La visita a un dentista infantil no tiene por qué ser una experiencia mala para los niños, sino que puede llegar a ser todo lo contrario.

Consejos para evitar que los niños tengan miedo al dentista

Se aconseja que la relación que haya entre el dentista y el niño sea lo más natural posible. Cuando a los peques les sale el primer diente es cuando se recomienda la visita y desde ese momento hay que mantener cierta periodicidad. Esto hará que el pequeño relacione al dentista con alguien de confianza que le ayudará a tener los dientes sanos y fuertes

Para los niños, el padre y la madre son un ejemplo a seguir. Por tanto, ambos deben dar ejemplo no solo realizando diariamente la rutina de limpieza bucal sino también yendo al dentista de manera periódica. Cuando los niños vean que aunque les toquen los dientes no pasa nada, dejarán de ir teniendo miedo poco a poco al dentista.

Además, el papel de los padres es primordial para conseguir que el niño pierda el miedo al dentista. Deben explicarle con sus palabras por qué van al dentista, por qué hay que ir, qué se consigue con ello y brindarle frases para tranquilizarle en caso de que se pongan nerviosos.

Es importante que los niños vean con normalidad las visitas al dentista, el entorno, el material que utilizan, las instalaciones, etc. Lo más aconsejable en estos casos es buscar una clínica dental con profesionales especializados en el trato con niños. Si ofrecen juegos o entretenimiento para que se diviertan mientras esperan y si se les da un caramelo al final de su visita, seguro que sorprenderá a todos.

 

Últimos posts

Deja un comentario