Día Mundial contra el Tabaquismo: Cómo perjudica el tabaco a tu salud bucal

El tabaquismo es una práctica bastante dañina para la salud. Todos los profesionales de la medicina recomiendan dejar de fumar porque este hábito tan nocivo está relacionado con infinidad de enfermedades, entre ellas el cáncer. No obstante, la salud oral es la más perjudicada, ya que la cavidad bucal es el principal canal de consumo.

Es importante concienciar a la población de las consecuencias del tabaco, ya que se empieza a consumir desde bastante joven. Según los últimos datos, se estima que en España, la edad media con la que se inician en esta práctica son los 13 años. A esta cifra hay que añadir una más: 55.000; la del número de españoles que fallecen al año por el consumo de tabaco. 

Desde Puerta de Alcalá Clínica Dental recomendamos dejar de fumar; el mejor consejo posible en estos casos. Pero para aquellos que lo hayan intentado y no lo hayan logrado, aquí os dejamos una lista con las consecuencias del tabaco en la salud bucal, y algunas recomendaciones para proteger la boca frente al tabaquismo. 

Efectos del tabaco

  • Halitosis. Fumar suele producir mal aliento, no solo por el olor del tabaco, sino por las variaciones de la microbiota bacteriana de la boca. Además, este consumo potencia la sequedad e irritación de las mucosas de la boca y las vías respiratorias, lo que da lugar a una mala oxigenación.
  • Tinción de dientes. La nicotina y el alquitrán, componentes básicos de un cigarrillo de tabaco, se depositan en la superficie dental en cada calada y tiñen los dientes de amarillo. En algunos casos, llega a penetrar en los túbulos dentinarios.
  • Capacidad de cicatrizar heridas. Estos mismos agentes alteran la capacidad de regenerar tejido dañado de la boca.
  • Alteración de sabores y olores. El consumo de tabaco deteriora notablemente la percepción de sentidos como el gusto y el olfato.
  • Aumento de sufrir periodontitis. Los fumadores tienen mayor riesgo ( de 5 a 20 veces más) de padecer enfermedad periodontal destructiva.

El tabaco es vasoconstrictor (reduce el riesgo sanguíneo de las encías), por lo que la respuesta de los agentes dañinos se ve reducida. Esto provoca un aspecto más pálido y menos inflamado de lo que realmente están las encías. 

Asimismo, este consumo también afecta al sistema inmunitario, por lo que reduce la defensa de los agentes nocivos. 

  • Aparición de caries. Los fumadores presentan mayor cantidad de caries en las raíces de los dientes, ya que el tabaco provoca la pérdida de su soporte y expone la raíz dentaria.

Además, el consumo de tabaco disminuye el flujo de saliva, lo que favorece el crecimiento de la placa bacteriana. Otra consecuencia que da lugar a la caries.

  • Cáncer oral. El tabaquismo puede causar leucoplasia, una de las consecuencias de mayor riesgo, ya que puede evolucionar al cáncer. Es cierto que el cáncer oral no tiene una incidencia elevada (8 por cada 100.000 habitantes); no obstante, no deja de ser alarmante, ya que “el problema” radica en que se diagnostica algo tarde.

Consejos y recomendaciones

Si eres fumador y, aun sabiendo las consecuencias del tabaco no puedes dejar de fumar, aquí encontrarás algunas recomendaciones para proteger tu boca frente al tabaquismo.

  • Terapias farmacológicas. Existen infinidad de profesionales médicos que están dispuestos a ayudar al fumador a cesar en esta práctica. Si crees que esta medida no funcionará, al menos mantén una revisión periódica con tu odontólogo, para poder prevenir cualquier enfermedad bucal a tiempo y tener un seguimiento.
  • Higiene oral. La idea de seguir una correcta higiene bucal va más allá de lavarse los dientes diariamente. En este caso, hablamos de mantener un correcto cepillado, de arriba a abajo, incluida la lengua, un mínimo de 3 veces al día; utilizar un buen colutorio, que además ayuda a reducir la halitosis; e introducir el uso del hilo dental después de cada cepillado, fundamental para proteger las encías. 
  • Estilo de vida saludable. Contrarresta los efectos nocivos del tabaco con otros hábitos saludables, como la actividad física y la alimentación. Para ello, aumenta el consumo de alimentos ricos en vitamina C y E, además de los cítricos. 

Estas son solo algunas recomendaciones que ayudan a contrarrestar las consecuencias perjudiciales del tabaco en tu salud bucal. Pero, sin duda, lo mejor es dejar de fumar. Celebra el día mundial contra el tabaquismo dejando este hábito atrás. 

Posts recomendados

Deja un comentario