El chicle: qué efectos tiene sobre tu salud bucal

Al contrario de lo que la mayoría podría pensar, el chicle tiene más efectos positivos que riesgos. ¡Así como lo lees! La creencia popular apuntaba a que la goma de mascar podría alterar o descolocar nuestros dientes. Pero no hay ninguna evidencia que pruebe este hecho. De hecho, masticar fortalece nuestras piezas dentales. Aunque este no es el único beneficio.

Esta práctica ayuda a segregar flujo salival. Y esto es importante porque la saliva tiene un efecto protector ante la presencia de los ácidos que generan algunas bacterias. Estamos hablando de, por ejemplo, los compuestos químicos que sueltan los carbohidratos y que reducen el pH de nuestra boca. Asimismo, masticar chicle remueve los restos de alimentos que quedan después de las comidas y ayuda a prevenir las caries. 

En este punto, es importante resaltar que hablamos de chicles sin azúcar. Sino, este ‘snack’, al igual que el resto de gominolas, tendrían un efecto totalmente negativo sobre nuestros dientes. En la búsqueda de ese chicle beneficioso ayudaría que contuviese xilitol, un sustituto del azúcar. Este compuesto es un edulcorante natural que reduce las bacterias de la boca. 

 

Efectos contradictorios

Algunos de los motivos por los que nos echamos un chicle a la boca es para liberar tensiones, e incluso para evitar la halitosis. Pero ninguna de estas acciones se cumple. La boca está preparada para masticar con el fin de triturar alimentos y facilitar la digestión. Por tanto, cuando prolongamos esta actividad, no relajamos la articulación témporo-mandibular; más bien la sobrecargamos. Y provocamos molestias musculares, y dolor de cabeza. 

Por otro lado, y respecto al mal aliento, no existe ningún estudio concluyente que pruebe este efecto. Simplemente, se ha comprobado que reduce (no elimina) los síntomas. 

Por último, se recomienda no consumir chicle cuando se está en mitad de un tratamiento dental, ya sean coronas, empastes o cualquier prótesis. En este caso no se trata de efecto negativo, pero su textura pegajosa sí que pone en riesgo la efectividad del tratamiento.

¡Así que ya sabes! La goma de mascar es más beneficiosa de lo que se creía ya que ayuda a eliminar residuos de la placa bacteriana. Aunque no es tan eficaz como el ‘efecto barrido’ del cepillado. Por eso, cabe repetir que siempre podrá ser un complemento a la limpieza bucal, pero nunca un sustituto de los métodos de higiene.  Si tienes alguna duda, contacta con nosotros

Posts recomendados

Deja un comentario