Historia de la ortodoncia

Aunque podemos pensar que una ortodoncia es algo relativamente moderno, la verdad es que cuenta con muchos años, tantos que se remontan al año 377 a.C. Fue un médico de la antigua Grecia, Hipócrates de Cos, de quien se tiene constancia que reconoció la mala posición de las piezas dentales.

Además, afirmó que podrían corregirse por cuestiones estéticas, por lo que los griegos fueron los primeros en preocuparse por una correcta colocación de los dientes, fijándose sobre todo en el aspecto estético.

Pequeña historia de la ortodoncia

Pero no fue hasta el año 1841 cuando Defoulón introdujo el término ortodoncia, una palabra derivada de los vocablos griegos “Orthos” (recto) y “Odontos” (dientes). Por tanto, el objetivo es poder corregir las irregularidades en las posiciones dentarias, aunque en sus inicios solo se valoraba el aspecto estético y no la salud.

Los primeros ejemplos de la práctica de la ortodoncia eran muy básicos y rudimentarios. Fue en la llegada del siglo XIX cuando se introdujo el sentido más moderno de este término. En este siglo también hizo aparición la anestesia, lo que permitió actuar sobre la boca con una gran comodidad por parte de los profesionales. También se descubrió que las causantes de la caries son las bacterias y que con una buena higiene se permite estar libre de este problema

Con la llegada del año 1855 se comenzó a considerar una verdadera especialidad, siendo Edward H. Angle quien está considerado como el padre de la ortodoncia moderna aunque todavía se daba mucha importancia a la estética facial.

Angle mencionó que no sería lo mismo si el lateral midiese lo mismo que el central o que si tuvieran la misma forma así como la falta de un premolar o la malposición de un canino, haciendo hincapié en la importancia que daba al aspecto estético.

Recent Posts
Comments

Leave a Comment