Sensibilidad dental, lo incómoda que resulta y lo fácil que es prevenirla

La sensibilidad dental es un problema más común de lo que podemos llegar a pensar  y que afecta a casi  la mitad de la población.  Además de  suponer un problema para la salud bucodental también resulta muy incómoda y  molesta  en el día a día de aquellos que la padecen. 

La  Hipersensibilidad Dentinaria es un breve e intenso dolor o molestia que percibimos en nuestras piezas dentales. Ocurre al exponerlas ante diferentes estímulos como pueden ser el calor, el frío o el azúcar. Esta patología tiene lugar cuando perdemos el esmalte de nuestros dientes o la cubierta suave de la raíz. Al quedar tanto la raíz como el hueso dental sin el esmalte expuestos, éstos se enfrentan a  los diferentes  fenómenos que nos producen tales dolores.

Posibles causas

Esta sensibilidad puede ser provocada por infinidad de factores. Por un lado, el cepillado es muy importante ya que una técnica demasiado brusca o un cepillo demasiado fuerte puede resultar muy agresivo para nuestros dientes. La escasa higiene o la ingesta de alimentos con demasiado ácido también son dos claras causas de la sensibilidad. También lo son las bebidas gaseosas y  los alimentos y bebidas azucaradas. Además existen patologías como el bruxismo que provocan un rechinamiento de dientes el cual acelera este desgaste  y por tanto la sensibilidad dental 

Una buena forma de prevenir este problema es  tener en cuenta las causas antes mencionadas  reducirlas o eliminarlas de esta rutina. No obstante,  para aquellos que padecen la sensibilidad dental no está todo perdido. Existen diferentes  formas de solucionar  este problema.  En primer lugar es necesario realizar un correcto cepillado de nuestra boca con los elementos adecuados como son un cepillo de cerdas suaves y  productos como dentífricos y enjuagues bucales con flúor para proteger el esmalte. Además  en el caso de realizar blanqueamientos con bastante asiduidad es recomendable  ampliar el tiempo entre tratamientos.

En algunos casos es posible que estas  medidas no sean suficientes por ello es necesario acudir  a un odontólogo que valore cada caso y en el caso de que fuese necesario establezca fórmulas más eficaces como pueden ser férulas  en el caso de que  el desgaste se produzca por una fricción entre las piezas dentales o  la aplicación de  un barniz de flúor a la dentadura para fortalecer el esmalte.

 En  Puerta de Alcalá Clínica Dental, tenemos a nuestro equipo de expertos a tu disposición para que consultes cualquier duda relacionada con la sensibilidad dental o cualquier otra cuestión odontológica. No dudes en visitar nuestra clínica o contactarnos a través de nuestra página web y redes sociales. ¡Te estamos esperando!

Posts recomendados

Deja un comentario