Una herramienta para la higiene bucodental

Para muchas personas, la higiene bucodental es cepillarse los dientes dos o tres veces al día, así de sencillo. Es importante que si no se quiere visitar tarde o temprano a un periodoncista Madrid, hay que tener un cuidado completo de la boca y no solo con cepillados de dientes, debe usarse también el hilo dental, el colutorio y también irrigadores dentales.

Uso del irrigador dental

Cuando hablamos de irrigadores dentales, muchas personas no saben lo que es ni la utilidad que tienen realmente, pero son más importantes de lo que podríamos llegar a pensar. Se trata de un dispositivo utilizado para llevar a cabo una limpieza profunda de la boca.

Su funcionamiento se debe gracias a un chorro pulsátil de agua a presión que consigue eliminar la placa bacteriana y los restos de alimento que se quedan entre los dientes después de cada comida y con lo que podremos retirarlos con total seguridad.

Se trata de dispositivos muy fáciles de usar y se les pueden poner diferentes clases de boquilla para diferentes tipos de acción y presión. Para su mejor funcionamiento es muy importante elegir aquel irrigador que mejor se adapte a las necesidades diarias.

¿Qué beneficios tiene el uso del irrigador dental?

Con el uso de los irrigadores dentales se puede llegar a mejorar la salud de las encías hasta en un 93%, puede llegar a lugares a los que el cepillo de dientes o incluso el hilo dental no pueden llegar. El irrigador dental es un complemento al cepillo, hilo dental y colutorios, con lo que se mejora exponencialmente la limpieza de la boca.

En personas que cuenten con prótesis u ortodoncia, el uso de este dispositivo les ayudará a limpiar la zona más fácilmente. Ayuda a la eliminación poco a poco de las manchas que puede haber en la superficie del esmalte y permite tener una boca mucho más fresca, reduciendo la halitosis.

Últimos posts

Deja un comentario