Ventajas de la ortodoncia invisible

Cada vez son más personas las que eligen colocarse una ortodoncia invisible gracias a los excelentes resultados que ofrece, como por ejemplo la gran mejora estética de la dentadura, pero también la solución a diferentes problemas como la maloclusión.

Las ventajas que trae consigo la ortodoncia invisible

No hay que irse muy atrás en el tiempo para ver que la única ortodoncia disponible que había eran los conocidos brackets metálicos que todos conocemos, pero con los últimos avances de la tecnología, se han dado pasos agigantados y se han conseguido adelantos muy importantes.

Uno de esos avances ha sido la ortodoncia invisible, la cual combina alineadores removibles transparentes. Es algo que eligen cada vez más adultos que necesitan tener una buena imagen y no quieren que se note que llevan una ortodoncia.

Con una ortodoncia invisible, el dentista hará un cambio de los alineadores cada 15 días, colocando los nuevos en su nueva ubicación. De esta forma, las piezas dentales se irán moviendo poco a poco hasta conseguir la posición deseada.

Los alineadores se hacen a medida de cada paciente, siempre de forma completamente personalizada. Por ello, gracias a esta clase de ortodoncias, se pueden llegar a tratar un gran número de patologías relacionadas con la posición o colocación de las piezas dentales.

Otra de las grandes ventajas es la estética, dado que los alineadores son transparentes, lo que hace que no se vean y que todas las personas puedan lucir una bonita sonrisa durante todo el tiempo que dure el tratamiento, y por supuesto, cuando éste finalice.

Una vez se haya finalizado el tratamiento, con los retenedores se podrá mantener la sonrisa conseguida de una forma muy fácil y cómoda, proporcionando los mejores resultados a la persona que haya decidido optar por colocarse esta clase de ortodoncia que tanto éxito tiene hoy en día.

Recommended Posts

Leave a Comment