Clínica Puerta de Alcalá, pioneros en implantología con la técnica de regeneración con barrera y coágulo

Puerta de Alcalá Clínica Dental se reinventa con nuevos doctores y ofrece una técnica avanzada que facilita los casos de implantología dental. De la mano del Dr. Alarcón, experto en implantología y uno de los pioneros en el tratamiento de regeneración con barrera oclusiva y coágulo, este centro se convierte en una de las selectas clínicas de Madrid que ofrecen dicho servicio.

Concretamente, la regeneración con barrera y coágulo da respuesta a uno de los grandes problemas dentales en implantología: la falta de hueso suficiente para albergar un implante. Gracias a esta técnica revolucionaria se han solucionado casos impensables de conseguir con otros servicios.

Procedimiento de la técnica

Este tratamiento, bastante novedoso, en el que el Dr. Alarcón lleva trabajando unos seis años, tiene un procedimiento muy pulido. A través de un escáner/ TAC se fabrica un encofrado hecho de titanio, al que se llama barrera, a la medida de la boca del paciente. En esa barrera albergamos sangre del propio paciente coagulada. “Sacamos sangre al propio paciente, y mezclamos el coágulo con un fosfato que se coloca directamente en boca del paciente”, explica Alarcón. Para esta recuperación, se emplea principalmente coágulos de sangre del propio paciente para así conseguir mayor eficacia.

En unos seis meses, cuando se levanta esa barrera o dispositivo, se observa cómo se ha regenerando el hueso para la posterior colocación del implante. Además, este tratamiento facilita la parte quirúrgica del proceso, resultando menos invasiva para el paciente.

Este servicio se basa en una preparación digital previa en la que se adquiere la pieza clave para utilizar sobre cada paciente. Esta medida, además de ser más específica y personalizada, también logra que el proceso quirúrgico sea más breve y tranquilo. Por tanto, resulta mucho más sencillo que los tratamientos tradicionales. Asimismo, se consigue que el proceso de recuperación sea menos doloroso, debido en parte a un cierre primario de la operación.

Más beneficios

Además, las barreras oclusivas cuentan con otra ventaja más. En algunas ocasiones, y si las condiciones son favorables, se puede realizar el implante en la propia intervención. Aun así, la duración completa suele ser similar o inferior a anteriores tratamientos: un tiempo estimado de entre 9 y 12 meses desde la primera intervención. Como siempre, depende de cada paciente y cada necesidad.

Esta técnica precisa también una revisión continua para asegurar que todo vaya bien y que no exista ninguna infección. En cualquier caso, la regeneración con barrera oclusiva facilita muchísimo el trabajo de un odontólogo.

En Puerta de Alcalá Clínica Dental, el Dr. Firas Youssef Alarcón, especialista en cirugía e implantología, es el encargado de realizar esta técnica. Tras haber recibido la formación necesaria, se ha convertido en uno de los pioneros de regeneración con barrera oclusiva en España.

Posts recomendados

Deja un comentario