Microcarillas dentales, ¿en qué consiste el tratamiento?

Una buena sonrisa es la mejor carta de presentación. Sin embargo, muchas personas sonríen menos de lo que les gustaría porque sus dientes les avergüenzan. Puede ser porque presentan manchas, están rotos o desgastados o incluso porque presentan diastema o espacio interdental. Para todos estos problemas existe una solución sencilla, eficaz y duradera: las microcarillas dentales.

Todos hemos oído hablar de las carillas e incluso es muy probable que conozcamos a alguien que las lleve, pero… ¿Qué son las microcarillas dentales? ¿En qué consiste el tratamiento? En este post vamos a responder a estas y otras dudas, pero como siempre te recomendamos, lo mejor es que acudas a tu dentista para que te informe en profundidad.

¿Qué son las microcarillas dentales?

Las microcarillas son una auténtica revolución en el mundo de la Estética Dental. Aportan beneficios similares a los de las carillas, pero son mucho más finas (hay incluso quienes las comparan con las lentes de contacto) y respetuosas con nuestra dentadura. Se trata de restauraciones de cerámica que se adhieren a la superficie externa del diente sin necesidad de dañarlo.

Al contrario que las carillas, cuyo grosor suele oscilar entre los 0,8 y lo 1,5 milímetros, las microcarillas no superan los 0,3 milímetros. Eso sí, la buena calidad de los materiales utilizados hacen que sean sumamente resistentes.

¿Cuándo usar las microcarillas dentales?

A diferencia de las carillas, las microcarillas son tan finas que son prácticamente transparentes, por lo que lo ideal es aplicarlas sobre dientes que presenten un relativo buen estado de partida. Es decir, en el caso de manchas muy pronunciadas que no se puedan eliminar mediante un tratamiento de blanqueamiento dental, las microcarillas no serían la solución más adecuada.

Sí ofrecen excelentes resultados en el caso de dientes rotos o astillados debido a contusiones y cuando estos presentan un desgaste excesivo. Asimismo, estas finas láminas son perfectas para quienes presentan diastema o pequeñas separaciones entre los dientes. Son una excelente opción también para corregir irregularidades de forma o tamaño.

Ventajas de las microcarillas dentales

Las microcarillas presentan una serie de ventajas para mejorar no solo la apariencia de tu sonrisa, también la salud de tu dentadura. Así, al estar fabricadas en materiales muy similares a los de nuestros dientes, son muy discretas, a la vez que resistentes: no se te caerán por un descuido o presión.

A diferencia de las carillas, no es necesario tallar el diente, por lo que no provocan daños en el esmalte ni sensibilidad dental. Es un tratamiento totalmente reversible, las microcarillas se pueden retirar más adelante. Por último, al estar adheridas a la superficie exterior del diente, lo protegen de los ácidos y otras posibles agresiones externas.

¿En qué consiste el tratamiento?

La colocación de microcarillas se lleva a cabo mediante un procedimiento muy sencillo, mínimamente invasivo y totalmente indoloro. Eso sí, se trata de un tratamiento altamente especializado, pues es preciso que las láminas se ajusten perfectamente a los dientes. Es básico acudir a un buen profesional para que el resultado sea óptimo.

En una primera visita nuestros expertos llevarán a cabo una completa evaluación de tu caso para diseñar la mejor solución para ti. Estudiarán no solo la forma, el tamaño y la textura de tus dientes para adaptarse con precisión a ellos, también el conjunto global de la boca para que el resultado final quede completamente integrado. Una vez tomadas las medidas y fabricadas las microcarillas en el laboratorio, la colocación es rápida e indolora.

Si quieres saber más sobre los tratamientos con microcarillas, no dudes en consultarnos. Somos expertos en Estética Dental y te ayudaremos a buscar el tratamiento más adecuado para tu sonrisa.

Posts recomendados

Deja un comentario